fbpx

6 gestos que tus compañeros agradecerán durante una clase de yoga

El momento de la clase de yoga debería ser tranquilo, un espacio cuidado para que la mente se vaya relajando y aislando de los estímulos externos. Cada uno es el responsable de entrar en ese estado de introspección y calma, pues todos tenemos tiempos diferentes para lograrlo. Sin embargo, nuestra actitud también puede afectar la práctica de los demás, por esa razón te damos las siguientes recomendaciones para mantener un buen ambiente dentro de la shala:

1. Entra silenciosamente: y abre tu esterilla de la misma forma. Piensa en que ya hay gente en la shala empezando su proceso de relajación. Un golpe sobre el suelo, o una persona hablando alto a su lado no les será agradable.

2. Si la clase ya empezó: espera fuera hasta que pase el momento de poner la intención y se cante el OM. Ese es un lugar sagrado de la práctica y podrías interrumpírselo a tus compañeros si entras justo ahí. A todos nos pasa que nos retrasamos algunas veces, en numen te dejaremos pasar si llegas 5 minutos tarde, solo te pedimos que entres de la manera más sigilosa posible.

3. Durante la práctica: mantente en silencio mientras estamos en clase. Si tienes alguna duda, consúltala con el profesor, no con tu compañero. Y aún más importante, no intentes aclarar o ajustar tú las posturas de tus compañeros. Recuerda que lo que te funciona a ti, no necesariamente le funciona a los demás.

4. Toalla para secarte: nada más agradable que calentar tu cuerpo y sudar durante la clase, pero si eres de las personas que sudan mucho, quizás debas considerar traerte una toalla pequeña para limpiarte. No solo harás más agradables tus movimientos, sino que el profesor te podrá ajustar mejor y el suelo se mantendrá seco. No uses las toallas de limpiar los mats para esto -créenos que lo decimos más por tu bien-.

5. Limpia el mat que te prestamos: en la sala hay a tu disposición agua preparada en pulverizadores y toallas con este fin. Sécalos y enrróllalos bien antes de regresarlos a su lugar. El siguiente alumno que lo utilice te lo va a agradecer.

6. Termina tu clase en silencio: así como todos tenemos nuestro tiempo para entrar en meditación, muchos alumnos también necesitan algo más de espacio al finalizar la practica para salir de ella. Si tienes algo que comentar con tus compañeros, recoge tu mat y hazlo al salir de la shala. Deja que ese sea un lugar de silencio y respeta la meditación de quienes se quedaron ahí dentro.

Esperamos que estas 6 sugerencias te ayuden a ser mejor yogui, pues el respeto por la práctica comienza desde antes de montarnos sobre el mat, ¡y no debe terminarse al levantarnos de él!

Nos vemos en numen 🙂

Recomendado
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIN
Comparte
Dejar un comentario