Anahata: el chakra de la entrega

A veces nos dejamos llevar por la corriente y ya que todo el mundo habla del amor en el mes de febrero, nos ha llegado el turno: hablemos del chakra del corazón.

De los siete chakras o puntos energéticos del cuerpo sutil, Anahata (conocido como el chakra corazón, por el lugar en donde se ubica) es el número 4; está justo en el medio del cuerpo, en el esternón, y se encarga de conectar los chakras inferiores y superiores. Es decir, actúa como integrador de los asuntos terrenales y espirituales.

Anahata es conectar y relacionar.

El énfasis aquí está en el amor, dándolo y recibiéndolo y en lo abiertos que estamos en las relaciones con los demás. El amor es la energía que ayuda a construir nuestras interacciones con el mundo, las personas, la naturaleza y nosotros mismos.

El amor experimentado a través del cuarto Chakra no se trata sólo de romance, sino de ir más allá de las limitaciones del ego y de las preocupaciones personales, para abrirse más plenamente a la compasión y a la aceptación de todo lo que es y tal y como es.

Como todos los chakras, también tiene un elemento, color, sonido, símbolo particular:

Elemento: aire; materia gaseosa

Color: verde

Mantra: YAM

Sentido: tacto

Partes del cuerpo: pulmones, corazón, costillas, hombros y vértebras torácicas

Emociones positivas: desapego, amor, generosidad

Emociones negativas: dolor, miedo, aislamiento, desconsuelo

Actividad fisiología principal: funcionamiento de los sistemas respiratorio y circulatorio

En términos de yoga posturas más comunes para armonizar la energía en Anahata son, entre muchas:

Anahatasana o la postura del niño estirándose.

Matsyasana o la postura del pez.

Bhujangasana o la postura de la cobra.

Torsiones como Vakrasana.

Si estás interesado en trabajar estas emociones para balancear Anahata junto a un ser querido, para conectar mejor y entregarse juntos al amor por la práctica, ¡te esperamos este sábado 15 de febrero en nuestro taller de yoga en pareja! Celebraremos el idioma universal del amor, así que no importa si vienes con tu esposo, novia, padre, hijo o amiga. La clase es para celebrar el cariño que los une: Abriendo el corazón x2

Recomendado
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIN
Comparte
Tagged in
Dejar un comentario