Amor propio y compromiso

¿Cuándo nos tomamos realmente un momento para pensar y hacer algo por nosotros? La práctica de yoga te quiere llevar a ese lugar de encuentro contigo mismo, donde la compasión, el respeto y la aceptación de todo lo que te representa es el camino del auto conocimiento. Y no solo para sentir esa paz y relajación añorada que todo el mundo cree que encontrará, sino para ayudarte a afrontar los retos y las constantes actitudes, tanto positivas como negativas, que afloran durante el proceso de la práctica de asanas y de meditación.

Observar y ser conscientes de cómo asumimos la responsabilidad de nuestros impulsos y pensamientos mientras realizamos la práctica de yoga, alentarnos a corregir nuestra conducta, a darnos ánimo, es también entender que la relación que tenemos con nosotros mismos establece y determina la relación que tenemos con nuestro entorno. El cómo te ves y qué piensas de ti integran la percepción y el amor que tengas hacia ti mismo. La realidad la creamos desde el amor propio y el compromiso para nutrirnos de todo aquello que nos sume y haga crecer la voluntad de querernos como algo evidente e incuestionable, siempre entendiendo que ello no es sinónimo de egoísmo. Sino todo lo contrario.

Amarse, respetarse, valorarse demuestran que tienes autoestima. Aceptación, respeto y dignidad hacen que los demás te aprecien de la misma forma. El amor propio depende, en exclusiva, de ti mismo, puedes y debes amarte y respetarte como nadie lo ha hecho.

El amor a uno mismo refleja cómo es la relación, los sentimientos y los pensamientos que tienes también sobre tu cuerpo físico, tu carácter, actitudes y valores. Sin duda, la búsqueda de tu bienestar requiere un gran esfuerzo y perseverancia  y para que sea posible, el compromiso, en este caso con tu práctica de yoga es fundamental, ya que precisa de constancia y dedicación para sentir, ver y discernir todo lo que eres y así aprender y disfrutar de los frutos de tu entrega. Practica yoga y deja que tu cuerpo de expanda y se reconcilie con la naturaleza y lo más profundo y querido de tu ser.

Feliz reencuentro, feliz amor propio.

Hari om.

Recomendado
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIN
Comparte
Tagged in
Hay 1 comentario en este post
  1. Cayetana
    enero 02, 2020, 11:37 pm

    Me encanta este texto. Lo releo a menudo para no olvidarme de su sentido. Gracias por ayudarnos a tratar de ser la mejor versión de nosotros mismos. Una versión consciente y buena.
    @cayetanagc

Dejar un comentario